Lo importante es consumir

Lo llevaba dando vueltas unos días y se me aclaró todo cuando ví los dos anuncios seguidos en la tele. ¿Cuales anuncios? El de la campaña de Carrefour “Menú familiar por 1 euro al día” y el de Ikea “Donde caben dos, caben tres”.

El de Carrefour es tremendo. ¡Anda que no me he leido yo informes y artículos alertando que el límite de la extrema pobreza es cuando se tiene menos de un dólar diario! Y van los gabachos de Carrefour y nos prometen seguir siendo consumidores plenipotenciarios empujando un carrito por sus pasillos por un euro al día por persona. Todo con tal de que no les dejes abandonados, que esa gente de los hiper son muy sensibles.
Joder, la verdad es que siempre me he preguntado como la gente puede vivir con tan poco. Pero ahora le he dado la vuelta al asunto: la solución es que Carrefour ponga hipermercados en todos los paises con población desnutrida y con ingresos de un dolar al día. Ya sé que un euro es más que un dólar (1 €= 1,4 $) pero teniendo en cuenta la reducción de los costes salariales y materias primas, igual se igualaba la oferta.

¡Y el fiestón que monta la familia cuando el niño mayor tiene que volver a casa por que le han dejado en la puta calle por la supuesta crisis! Eso sí, todo después del fiestón por haberse independizado, con sus ventimuchos añitos con un trabajo de mierda con muchos euros a cambio de muchas horas. Y ambos fiestones acaban igual: comprando en Ikea, que no vamos a ser menos que los desarrapados que tienen que ir al Carrefour a rebuscar el menú ese del euro al día.

O primero vamos al Ikea, y luego al Carrefour. Y luego a un comedor benéfico…

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo consumismo, Crisis capitalista

7 Respuestas a “Lo importante es consumir

  1. RAS

    Pienso que es un sistema demoníaco. Si la gente no se gasta su euro diario, Carrefour no necesita tant@s emplead@s, con lo cual, y al precio que está el despido, cajer@s, reponedores… tendrán que volver a casa de sus padres, y a Ikea; pero si no van a Ikea, que será lo más probable, también l@s emplead@s de Ikea tendrán que volver a casa de sus padres, si es que sus padres no estaban empleados en Carrefour y ahora han ido al paro. En fin, que como nuestra actividad laboral esencial se relaciona con el consumo, o depende de ello, directa o indirectamente, la reducción o el fin del consumo reduce o termina con el empleo; el fin del empleo reduce el consumo, y así hasta el infinito.Es de locos y no hay escapatoria. Menos mal que, según he ido viendo en diferentes reportajes y noticias, al mundo del lujo y el glamour no lo resienten lo más mínimo estas crisis nuestras y consumen al mismo nivel: coches, ropa, decoración… artículos prohibitivos que venden ellos mismos, los glamourosos. Podemos estar agradecidos de que los ricos riquísimos puedan seguir siéndolo y si se resiente un poquito su economía ¡pues ponemos todos un poquito de nuestra parte y les ayudamos a reflotarse, no vaya a ser que un banquero no pueda redecorar su casa este verano!Lo flipo.Más: Cuando las empresas estatales (el dinero de todos) sufrían/sufren pérdidas, el sector privado no tenía ninguna obligación de ayudar a reflotarlas; no sólo no lo hacían/hacen sino que aprovechaban la coyuntura para hacer que se fueran definitivamente a pique y comprarlas a un precio irrisorio.Así, todo se ha ido privatizando; la mayoría de los puestos de trabajo están a merced del beneficio que considere "razonable" el empresario. Cuando el sector privado se ha ido a pique, todo se ha ido a pique con ello. ¿Se han "estatalizado" entonces, y siguiendo la misma lógica, las empresas privadas a precios irrisorios? ¡Qué va! El estado (el dinero de todos) ha prestado sus recursos para que se mantengan, independientemente de lo que hagan con sus empleados. Un ejemplo: ¿por qué tengo que pagar yo parte de un coche de un particular para que la Renault despida a 250 en lugar de a 253? ¿Por qué la solución tiene que pasar por que el empresario no reduzca al mínimos sus beneficios? ¿Por qué tenemos que pagar todos -poniendo pasta o perdiendo el empleo- el mantenimiento del estatus de unos pocos? No lo entiendo. Y no entiendo que el estado lo entienda.

  2. El pitufo rojo

    Empiezo por un cosa básica: si se cierran los hipers, será mejor para el empleo (en cifras) pues los hipers destruyen empleo. Como el comercio de primera necesidad no es "deslocalizable", al poco tiempo se abrirían tiendas por la ciudad. La cuestión no es tanto el fin del consumo, si no el de este tipo de consumo y en estas cantidades. Mercado y consumo ha existido siempre y seguirá habíéndolo, pero se puede ir a un consumo responsable y huir del consumismo. Consumos que producen más beneficios (en sostenibilidad y empleo) como el consumo de energia eléctrica solar, el consumo de transporte público , el consumo de servicios culturales o la práctica del deporte familiar. Claro que los ricos siguen bien. Ese es el truco del capitalismo popular de casino. Se deja jugar un rato a la clase media, se le borran sus necesidades con sueños de riqueza a través del consumismo, y cuando han apostado todo y lo han perdido, se les hecha del casino, pero antes deben vaciar los bolsillos para mantener el casino en pie. Es pura utopia. 120% ideológia y propaganda.

  3. RAS

    Sí, estoy de acuerdo. Me refería a "este" mercado y "este" consumo. Desde el trueque a esto ha habido una involución más que considerable. Si cerrasen los hiper sería mejor para el empleo sólo si, como dices, fuesen sustituidos por tiendas. Pero lo malo es que los hiper no cierran: despiden y mantienen el mismo ritmo con la mitad (o el tercio si hace falta) bien de personal, bien de salario. ¿Cómo va a ser posible que un hiper cierre con las ventajas financieras de que gozan? Alguien me contó (¡lo mismo fuiste tú! aunque me suena que fue un librero de aquí), respecto al material escolar, que las editoriales cobraban al contado al pequeño empresario, mientras que a los hiper les concedía unos meses (tres creo recordar) para pagar los pedidos. Conclusión: con el beneficio de 3 meses de intereses de capitalazo en el banco podían permitirse el lujo de competir vendiendo a precio de coste. ¡¿Cómo va a cerrar un hiper en estas condiciones?! Además (y de esto ya hemos hablado, cuando descubrí lo de la mcdonalización del planeta, que tú ya conocías de sobra y desde hacía tiempo) ellos no tienen que contratar personal que nos despache ¡nos autodespachamos solos! Los consumidores les hacemos gran parte del trabajo. ¡¿Cómo va a darse una circunstancia en la que cierre un hiper?! Antes habrían fracasado todos los pequeños negocios (y de hecho así va sucediendo). Sniff.¡Muy buena la metáfora del casino! Hace unos 5-6 años (y que conste que npi de economía, yo lo decía por pura lógica) me decían que los pisos nunca bajarían, que era imposible, que la gente seguiría comprándolos. Y yo me preguntaba: ¿Y cómo? Llegará un punto en el que la mayoría de los sueldos estén ya hipotecados ¿a quién van a vender los pisos los ricos? ¿a sí mismos? ¿y de eso se va a mantener todo el sector de la construcción? No soy ninguna visionaria, vamos. Es que era de cajón ¡si lograron hasta hacerse con el sueldo de chicos de 16 con primer empleo! Y ahora que les toca a los bancos quedarse con la mitad de las viviendas ¿a quién se las venden? Es de locos. Los liberales dicen que el mercado se regula solo. ¿Pero cómo narices van a esperar que un empresario que puede sacar un beneficio del 1000% hoy, lo reduzca al 100% en previsión de no matar a la gallina de los huevos de oro? Es mitificar al ser humano en general, y a la especie empresarial en particular.Y la educación no parece servir de mucho. La publicidad tiene más trucos y lleva más años estudiando las motivaciones, y, lo que es más importante: ignorando el beneficio personal en pro del económico. Un ejemplo sencillito: yo puedo contar (y demostrar) que los empleados de la megamarca X trabajan de una forma muy cercana al esclavismo; los oyentes se echarán las manos a la cabeza, demonizarán la marca X, y quizá uno la boicotee y exija otra política empresarial a la marca X. Pero los otros 1000, a los dos días, llevarán el nuevo modelo de zapatillas alegando que "se las regaló fulanito" o "en realidad todas las marcas hacen lo mismo" o… En fin, que la gente, cuando queremos hacer algo, nos autojustificamos a la perfección. Y las empresas de marketing lo saben… : ((

  4. RAS

    Y te lo dice una que es casi perfectamente pasiva aunque perfectamente consciente…

  5. J

    Consumo lo necesario para vivir, por tanto no me considero "consumista" tal y como lo planteáis. Me pregunto pues ¿soy borrego o no?.sin embargo voy a hiper, sin entrar a considerar toda las percepciones que habláis (digo ambos porque os veo en la misma onda, perdón si ofendo, de antemano). Al fin y al cabo siempre ha habido empresarios espabilados, que de "casa Luci", pasaron al Microprix, de ahí al Ahorramas, de ahí, a ser socio del Alcam-carref-erosk-oloquesea. No creo que se destruya tanto empleo como mencionáis, sí, que se pierda esa confianza de la tienda de barrio, qeu te financiaba hasta fin de mes que cobraba "mi marido" y se saldaba la cuenta, (que buena era la Lucy porque hacía lo mismo que el Carr-ikea con el gancho del 1€ por comer, para que volvieses a comprar a su tienda el bote de alcachofas con un beneficio de un 200%. Eso sí no vendía 1000 botes a la semana, por tanto no era tan "rica". En fin, toda la vida (bajo mi punto de vista) ha existido el "empresario de barrio o de centro comercial" que ha intentado obtener beneficio con su negocio.No justifico lo más mínimo el consumismo tan borreguil que existe, sin mirar lo que realmente te hace falta y comprar por impulsos o llevado por los geniales departamentos de Marketing de las empresas.Sin embargo si me vuelvo algo consumista cuando me lo pide mi niña (me va a llevar a la ruina, quiere todo)¿no la llevo a Centros comerciales?, ¿no la dejo ver los anuncios de tv, que ponen siempre cuando más emoción tienen los dibujos animados con sus muñecas preferidas, y las que no?(otro punto de vista)

  6. RAS

    Yo no tengo solución para nada. Soy sólo comentarista (a veces apenada) de la realidad. Que todas las ideas (incluidas las altruistas) que se llevan a la práctica terminen siendo un negocio parece ser algo inevitable (ahí está el fútbol espectáculo, las ONG que operan con un pastón -y unos mecanismos- similar al de las multinacionales, etc.). No sé qué tendría que suceder para cambiar las cosas. El ejemplo que pones es clarificador: protegemos a los niños de la violencia, del sexo… en televisión, pero no de la publicidad. El uso de los niños como cebo del consumismo de los padres es legal. Se exime a los niños de responsabilidades penales por su escasa capacidad para valorar el alcance de sus acciones, pero esta incapacidad no sirve de argumento para que se prohiba exponerlos a la publicidad más engañosa del mundo (aún recuerdo cuando mi hermano pidió el tragabolas y casi lloramos -si no lo hicimos- al ver su tamaño y jugabilidad reales).Aparte (pero me he acordado ahora mismo): Sería interesante hacer una relación de la cantidad de anuncios (cada día más) que como medio de venta crean la sensación de que el producto es más alucinógeno que el San Pedro. Y eso incluye (de hecho es más frecuente en ellos) los dirigidos a público infantil: cereales y otros productos con los que ves todo de colores, o vuelas, o adquieres superpoderes… Bueno, al menos si no consigues alucinar ingiriéndolos, lo que sí consiguen es que uno flipe en colores viendo el anuncio.

  7. El pitufo rojo

    Empiezo por lo obvio: está demostrado que la apertura de hipermercados significa el cierre automático de los pequeños comercios, que no pueden competir ni por precio ni por oferta. Si no recuerdo mal la proporción es 1 a 3. Por cada puesto creado, se eliminan 3 en el comercio. Por ejemplo, en Alcalá no hay tiendas de discos, y cerraron bastante antes de los top mantas… Sólo hace falta darse una vuelta por la sección de música y cine o por la de lacteos o de vinos, donde nunca suele haber nadie para atender ni preguntar. Esa es otra: el vendedor no tinene nada que ver en formación, experiencia y conocimiento de lo que vende. Efectivamente, los hiper no son exactamente empresas de venta de productos de primera necesidad. En realidad son grandes empresas financieras que juegan volumenes muy grandes de productos y con tiempos de pago y devolución siempre en su beneficio. Además se añade la presión y monopolio con los proveedores. De esto hay mucho publicado. Como el documental "Gran superficie" http://video.google.com/videoplay?docid=-1509471999993234329Aunque en realidad habla de consumo y de grandes superficies hablan al final.(El primero que sale, Pedro, es colega. jajaja)Eh, otra cosa. Yo no santifico al pequeño comercio. Me parece lo ideal para vertebrar los barrios y humanizarlos. Pero tambien mucho tendero ladrón, o racista (¡ufff!) o no concienciado con lo que esta vendiendo. Pero siempre lo prefiero al único contacto con una cajera…Sigue habiendo los empresarios de barrio que le hechan más horas que el reloj: son los chinos que son los únicos que pueden competir con los hiper: cercanía y apertura perpetua.Sobre la educación de los crios: Evidentemente no entro a decir como cada cual debe enseñarle y explicarle el mundo a sus hijos. Pero hay cosas obvias, lo que te enseñen o como te formen así serás. Nuestra generación vivimos en la austeridad controlada y fomentada por nuestros padres, sólo así podemos ser críticos y conscientes en el consumo cuando eres adulto.De pequeños me PROHIBIERON la Coca Cola (por cuestiones políticas) ¡Anda que no dimos la bara mi hermano y yo! Ahora no pruebo la Coca Cola, por los mismo motivos y de salud, y bien contento que estoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s