Llamada de atención sobre los móviles

Es impresionante el silencio sobre los peligros que conlleva la proliferación y el uso masivo de los teléfonos móviles y las consiguientes antenas. Pero visto que no hay ninguna resistencia, las empresas también silencian los efectos de las redes de Wifi, o de los teléfonos inalábricos domésticos. Este artículo cuenta lo que ya está pasando en EE.UU.

Llamada de atención sobre los moviles

Por RANDALL STROSS

Aviso: Mantener un teléfono móvil pegado a su oído o guardarlo en el bolsillo puede ser peligroso para su salud.

Esto reproduce un aviso que los fabricantes de teléfonos móviles incluyen en la letra pequeña que tiramos a menudo cuando compramos un teléfono nuevo. Apple, por ejemplo, no quiere que sus iPhones estén a menos de 1,5 centímetros de usted y (…) el fabricante de BlackBerry, recomienda que no esté a menos de 2,5 centímetros.

Si el uso de los teléfonos móviles plantea cuestiones de salud, las consecuencias son enormes. Las llamadas de voz (…) generan 109.000 millones de dólares para los operadores de telefonía móvil [en EE.UU]. Devra Davis, una epidemióloga que ha trabajado para la Universidad de Pittsburgh, ha publicado un libro sobre la radiación de los teléfonos móviles, Disconnect (Desconecta). El libro analiza las investigaciones científicas y concluye que  la cuestión no está zanjada.

El cáncer de cerebro es una preocupación que Davís estudia. En general, no ha habido un aumento de este índice desde la llegada de los móviles. Pero la media oculta un incremento del cáncer de cerebro en el grupo de edad comprendido entre los 20 y los 29 años y una caída en la población más anciana. “Muchos cánceres tienen múltiples causas”, afirma, pero señala las investigaciones de laboratorio que indican que la radiación de baja energía podría dañar las células y podría llevar posiblemente a un cáncer. Los niños son más  vulnerables a la radiación que los adultos. (…).

La radiación, que solo penetra cinco centímetros en el cerebro de un adulto, se introduce mucho más profundamente en los cerebros de los niños porque sus cráneos son más finos y sus cerebros contienen más líquido de absorción. Todavía no se  han realizado estudios sobre la radiación de los móviles y los niños, asegura Davis.

Henry Laí, un catedrático de investigación del departamento de bioingeniería de la Universidad de Washington, empezó los estudios de laboratorio sobre la radiación en 1980 y descubrió que las ratas expuestas a la radiación de radiofrecuencia tenían ADN dañado en sus cerebros.

La unidad de medida de la exposición de radiofrecuencia se llama índice de absorción específico, o SAR por sus siglas en inglés. La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos exige que el SAR producido por los teléfonos no supere los 1,6 vatios por kilo. Pero un estudio citado por Lai descubrió una pérdida de memoria en las ratas expuestas a unos valores de SAR que oscilaban entre los 0,0006 y los 0,06 vatios por kilo. El Ayuntamiento de San Francisco aprobó este año una ordenanza que exige que los minoristas de móviles anuncien los SAR de forma bien visible.

El principal gremio de la industria de los teléfonos móviles -CTlA, The Wireless Associaucn-; mantiene que todos los teléfonos aprobados por la comisión son seguros. John Walls, presidente de la asociación para los asuntos públicos, afirma: “Lo que nos dice la ciencia es: si la señal en la carretera dice que la altura máxima es de cuatro metros, da igual que tu vehículo tenga una altura de un metro, de dos o de tres; vas a pasar de forma segura. La misma teoría es válida para los valores de SAR y los aparatos ínalámbricos”.

Sin embargo, Davis recomienda usar auriculares con cables o el altavoz del teléfono. Los niños deberían enviar mensajes en vez de llamar, indica, y las mujeres embarazadas deberían alejar los teléfonos de su abdomen. Es un consejo que puede resultar difícil de poner en práctica. Pero Davis, citando los inquietantes resultados de unas investigaciones en Israel, Francia, Suecia y Finlandia, afirma, “Creo que estoy viendo una epidemia a cámara lenta

Publicado el 13 de noviembre en The New York Times. http://www.nytimes.com/2010/11/14/business/14digi.html?_r=1&scp=2&sq=&st=nyt

Traducción publicada en El País el 9 de diciembre de 2010

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Contaminación electromagnética

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s