Crisisteca: Carta de agradecimiento de los ricos

Haciendo limpieza de papeles apareció la semana pasada este panfleto que supongo que será de los noventa. No lo he encontrado colgado en la red. Para que digan que esta todo en internet… Lo peor, es que es de total actualidad.

CARTA DE AGRADECIMIENTO DE LOS RICOS

Seamos sinceros, nunca ganarás la lotería.

Al contrario, tienes muchas posibilidades de seguir esclavizado durante el resto de tu vida en una trabajo miserable. Eso es debido a que, lamentablemente, naciste dentro de la clase social equivocada. iAfrontémoslo! Eres miembro de la clase social trabajadora… lo sentimos.

Por eso no tienes ni la educación, ni la crianza, relaciones, modales, apariencia y buen gusto para convertirte jamás en uno de nosotros. (…) Por eso estamos tan agradecidos de saber que sigues creyendo en todas esas tonterías acerca de la “justicia” y la ” igualdad de oportunidades” en este país.

Para empezar, en un sistema jerárquico como el nuestro, nunca ha habido demasiado espacio en la cumbre y además ese espacio lo ocupamos nosotros, y nos gusta tanto que preferimos que las cosas sigan así. Pero de todas formas siempre hay alguien por debajo de ti, con el que te puedes sentir superior y al que puedes patear de vez en cuando. Hasta el más miserable friegaplatos puede encontrar algún desgraciado peor que él a quién poder escupir, así que da las gracias por la existencia de inmigrantes, prostitutas, vagabundos… etc.

Recuerda siempre que si todos vosotros tuvierais seguridad económica y privilegios, como nosotros, no habría quien hiciera todas esas tareas aburridas, peligrosas y mal pagadas de nuestra economía. Nadie lucharía en nuestras guerras o seguiría órdenes ciegamente en nuestras instituciones empresariales totalitarias. Así que ” seguid trabajando duro”.

Es más, probablemente tú careces de la avaricia y del instinto compulsivo de poseer riqueza, poder y prestigio que tenemos nosotros y aunque sinceramente te gustaría cambiar tu forma de vivir, estás asustado del mismo cambio que deseas, por tanto tú, y los otros como tú, os mantenéis en un estado nervioso de limbo. Así que vais por la vida, mecánicamente, jugando el papel social que se os ha asignado y aterrorizados de lo que los otros pensarán sí os atrevéis a “romper la baraja”.

Naturalmente, si conviene a nuestros intereses, nos gusta enfrentaros de vez en cuando. Trabajadores bien pagados, contra trabajadores mal pagados. Clase media alta contra clase media baja, trabajadores sindicados contra no sindicados, blancos contra negros, hombres contra mujeres, nacionales contra extranjeros… etc. Continuamente bajamos vuestros sueldos o recortamos vuestros derechos laborales, invocando mayor competitividad en el extranjero, la ley de la oferta y la demanda, la seguridad nacional, la economía…etc. Os lanzamos al estercolero del desempleo si os pasáis de la raya o hacéis peligrar nuestros beneficios. Y como descanso ocasional de la monotonía de nuestro chantaje, os permitimos participar en nuestra farsa electoral, más conocida como elecciones, donde elegís a gente que también trabaja para nosotros. Afortunadamente, no tenéis ni idea de lo que está pasando realmente. Al contrario, le echáis la culpa a los extranjeros, a los verdes, a los negros, a los parados, y a otros muchos más por vuestra lamentable situación.

También estamos muy contentos de que muchos de vosotros abracéis el concepto de “trabajo duro”, aún sabiendo que la mayoría de trabajos de nuestra economía sirven para embruteceros, degradar el medio ambiente, y vuestra salud física y mental; y básicamente os roban los mejores momentos de vuestras vidas. Obviamente nosotros no tenemos ni idea de lo que es “trabajar” pero nos alegramos de que vosotros sí.

Por supuesto, las cosas podrían ser diferentes, la sociedad podría estar organizada inteligentemente de manera que satisficiera las necesidades de la población en general. Tú y otros como tú, podríais luchar colectivamente para liberaros de nuestra dominación. Pero no lo sabéis, de hecho ni tan siquiera imagináis que exista otra manera de vivir. Y ése es nuestro mayor logro y el más significativo de nuestro sistema, robaros vuestra imaginación vuestra creatividad, vuestra capacidad de pensar por vosotros mismos.

 Así que queremos daros las gracias de corazón (aunque no tengamos, realmente corazón). Vuestro leal sacrificio posibilita nuestro corrupto lujo. Vuestro trabajo hace que nuestro sistema funcione. Muchísimas gracias por “saber cual es vuestro sitio”, sin tan siquiera ser conscientes de cuál es.

 Atentamente.  Nosotros, los ricos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crisis capitalista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s