Atún, la invasión ‘pacífica’

Para entender la información, sobre todo la económica, hay que ir haciendo un puzzle con todas las noticias, cifras y declaraciones que van apareciendo en los medios de comunicación. Incluso puede que una noticia sea “encriptada” dividiéndola en dos secciones del mismo periódico.

En realidad, la información prioritaria y más cercana a las fuentes del poder político y económico aparece en la sección de Economía, que está intencionadamente colada en las últimas páginas “encriptada” con un vocabulario y gráficos para ello. Por ello es muy recomendable darse una vuelta por los suplementos salmón dominicales (ese que muchos/as tiran nada más comprarlo) de algunos periódicos para entender de verdad lo que aparece en otras secciones.

Este contrastre de información sirve para entender todo el lío de la pesca en el Índico y Pacífico con “nuestros” atuneros con vigilancia militar estatal y privada, la industria de la piratería local, el hundimiento de la industria de pesca local, los tratados comerciales, la sobre explotación de los caladeros…

El aumento del consumo de pescado, y en concreto de atún, hace que tengamos que militarizar aún más los barcos-factoría de nuestras multinacionales pesqueras; y que la UE, que va siempre de sostenible, haga acuerdos con países del Pacífico desastrosos para el medio ambiente y para los derechos laborales tanto de allí como de aquí. Como cuenta, de forma “objetiva”, este artículo.  EPR

Atún, la invasión ‘pacífica’

El atún constituye un producto clave en el conjunto de la industria conservera española y comunitaria, tanto desde la perspectiva de la materia prima utilizada por las empresas como por el volumen que supone en el empleo y las ventas agregadas del sector. Esta importancia se traslada a los países de la zona de África, Caribe y Pacífico (ACP), así como a otros países con Sistema de Preferencia Arancelaria Generalizada (SPG) con elevadas exportaciones hacia el mercado comunitario y donde han hecho grandes inversiones empresas conserveras comunitarias y muy especialmente españolas.

Esta situación del sector en la Unión Europea (UE) y en esos terceros países puede saltar por los aires, con los consiguientes efectos sobre la actividad industrial y el empleo, consecuencia de la aplicación del Acuerdo de Asociación Económica suscrito entre la UE y los Estados del Pacífico, representados por las islas Fiyi y, sobre todo, por Papúa Nueva Guinea.

El acuerdo con esos países, entre otros puntos, contiene dos cuestiones que pueden tener un efecto muy importante sobre el conjunto de la industria conservera comunitaria: la supresión de aranceles y la no obligación de cumplir en origen las normas sobre capturas.

Tradicionalmente, en el marco de los compromisos comunitarios sobre sostenibilidad de los caladeros, para autorizar las importaciones de productos de la pesca transformados, Bruselas exigía a esos países la justificación de que esos productos hubieran sido capturados de acuerdo con las normas internacionales establecidas, y que no procedían de barcos dedicados a la pesca ilegal, no declarada ni reglamentada. El nuevo acuerdo elimina esta condición de control.

Mientras para otros países que exportan productos de la pesca hacia la UE se mantiene esa exigencia, la supresión de la misma para las islas Fiyi y, sobre todo, para Papúa Nueva Guinea puede dar lugar a que ese país se convierta en el punto donde acudan a descargar sus capturas de atún todos los barcos que operan en la zona, lo hagan de forma legal o ilegal. Desde la perspectiva de la sostenibilidad de los caladeros del Pacífico, el acuerdo puede suponer un incentivo para el aumento de este tipo de pesquerías. Eso supondría agravar más la ya deteriorada situación de los caladeros, con un impacto negativo sobre las comunidades pesqueras locales, que operan con barcos de menor tamaño, en beneficio de los grandes grupos mundiales de la pesca.

La otra modificación que introduce el acuerdo es la eliminación de los aranceles para ese tipo de exportaciones a los países comunitarios, frente al tipo del 24% que abonan los productos del atún procedentes de otros países asiáticos, y muy especialmente de Tailandia, que es el mayor productor del mundo. Los países ACP o los que se benefician en la actualidad del Sistema de Preferencia Generalizada tampoco abonan aranceles por acceder al mercado comunitario, pero sí deben cumplir las normas sobre el control de las capturas en origen.

Al margen del acuerdo, un tercer punto que también juega a favor del desarrollo de la actividad industrial en esos países del Pacífico es la existencia de unas condiciones laborales muy bajas, lo que supone para las empresas unos mayores niveles de competitividad en los mercados comunitarios.

La existencia de estas condiciones ventajosas desde la política de capturas, desembarques o arancelarias, ha despertado ya el interés de las autoridades de Papúa Nueva Guinea, pero también de los grandes grupos conserveros del mundo.

Desde el Gobierno de ese país se ha desarrollado un espacio, la Pacific Marine Industrial Zone, donde los barcos de pesca extranjeros tengan los muelles y las instalaciones necesarios para el desarrollo de sus tareas de desembarque, así como terrenos adecuados para la construcción de las industrias transformadoras. (…)

Desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Mariscos y Pescados de España (Anfaco) se considera que todas estas condiciones hacen atractiva la instalación en ese país para cualquier empresa conservera, pero advierten de que ello supondría una deslocalización mundial de las plantas de conservas. (…)

Hoy el principal país productor de conservas de atún es Tailandia, con un volumen de 400.000 toneladas, seguido de España, con 216.000 toneladas. Según el acuerdo suscrito con la UE, se estima que Papúa Nueva Guinea puede llegar a una producción de 400.000 toneladas, que en su mayor parte se exportarían a los países comunitarios. Eso supondría copar más del 50% de la demanda. Actualmente, la cuota de mercado de este país está entre un 7% y un 8%.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo pesca, Unión Europea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s