Caída drástica de las bodas católicas en la Diócesis de Alcalá, y mantenimiento de las laicas.

No es novedad que se está usando la supuesta crisis económica para justificar fracasos que por si solos se hubieran producido sin que hubiera crisis.

Esto le está pasando a la Iglesia Católica en Alcalá. En septiembre del año pasado aparecía una noticia en el semanario Puerta de Madrid con el titular “Cae el número de bodas en Alcalá por las dificultades económicas” El semanario pro-católico justificaba la caída del número de bodas cristianas en la carestía de la vivienda y en los gastos de la celebración. Nada tenía que ver el amor.

Y es verdad que el comienzo y desarrollo de la actual crisis capitalista coincide con  una bajada de los matrimonios católicos. Pero si ampliamos la serie histórica vemos que esta caída tiene poco que ver con la crisis económica y viene de una crisis más profunda: la del dogma católico. El pico del número máximo de bodas en la Iglesia no coincide con 2008, si no que desde 2004 hay una fuerte y constante caída de bodas católicas.

Aunque, paradójicamente, si se analizan los datos de verdad hay sorpresas: la línea de tendencia de caida libre se suaviza en los últimos años. Se puede apreciar en el gráfico adjnto.

Para contrastar el dato del declive matrimonial católico basta con ver la noticia que apareció en el mismo semanario al mes siguiente con el titular “El ayuntamiento mantiene igual número de bodas a pesar del descenso generalizado” El titular es una chapuza. ¿”Descenso generalizado”?, ¿de qué si en la misma frase se habla de estabilidad? En realidad hacen alusión al descenso generalizado de las bodas católicas.

Si lo de casarse, o no, fuera cuestión de  la crisis también habrían descendido las bodas civiles y laicas en el Ayuntamiento. Pero en este caso,  y  viendo la serie histórica, se aprecia una tendencia creciente.
También es cierto que el Ayuntamiento tiene menos capacidad y por ello es más sencillo llenarlo. Pero no hay descenso en el periodo 2008-2011.

También habría que añadirle los datos de inscritos en el registro de parejas de hecho para ver la tendencia general civil.

Este descenso de las bodas se corresponde con el descenso de los matriculados en religión en las escuelas públicas, y aún más dramático en los institutos [ver noticia de enero de 2011]

La conclusión es que todos esos fastos de proselitismo católico que se paga con dinero y recursos públicos (procesiones, JMJ, visitas del Papa, festivos religiosos, exención de impuestos) son en realidad una estafa mantenida por lo gobernantes sean del signo que sean, pues los datos muestran que cada vez tienen menos aceptación.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alcalá, Iglesia católica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s