Spanair, otra burbuja del ladrillo (turístico).

Todo empieza con la T4 del aeropuerto de Barajas, que costó más de 6 mil millones de euros de su momento (seis veces el presupuesto inicial). Y en Barcelona quieren otra para ellos. Principalmente para los empresarios, el lobby del turismo y los constructorres, que se encargan de venderles el carísimo cuento a los políticos, prensa y ciudadanía con la excusa de la discriminación, del deficit de infraestructuras y del (supuesto) fomento (desigual) de la riqueza.

Al invento le llaman T1 en el aeropuerto del Prat. Y tendría sus conexiones al AVE y todo. Lo que haga falta. ¡Pero faltan los aviones y las líneas para conectar con el mundo globalizado! Iberia pasa del tema. Están felices con su T4. ¡Necesitamos aviones catalanes! Pues se compran. Una compañía enterita. ¡Sííí! [Todos aclaman]. Por cierto, ¿quién pone el dinero para esto? La inmensa mayoría fue dinero público del Ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat. Pero… los empresarios privados se quedan con la dirección de la empresa, que ellos sí que sabían gestionar para llevar todo adelante hacia la Prosperidad. Pero resulta que ninguna compañía de aviones quiere hacer más ricos a los empresarios. Mientras, había que aparentar que aquello funcionaba. ¡Más créditos públicos, es la guerra!

Y todo lo demás pasó la semana pasada. Con nosotros en Canarias con un billete de avión de vuelta al final de la otra burbuja colateral de la del ladrillo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crisis capitalista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s