España 2000: el listo trilero y el tonto útil

En el mandado anterior del Ayuntamiento de Alcalá de Henares no dimitió ningún/a concejal. Ahora que todos/as conbran tanto, y sin falta, nadie se va ni loco/a. Ni por tener problemas con su partido, ni con la familia, ni con su propia dignidad o capacidad para el cargo. Tres mil euros limpios al mes es suficiente razón para sacrificarse en los sillones por el bien público.

Descubre dónde está el neonazi

Pero, extrañamente, uno de los concejales ya ha renunciado a los cuatro meses de este mandato. Incluyendo el poco habil mes de agosto. Fue el concejal del partido neonazi España 2000. La razón alegada fue problemas de familia. Pero todo siempre es más complicado que eso. O más sencillo.

En 2011 España 2000 anuncia que su cabeza de lista para las elecciones municipales de Alcalá sería el desconocido Juan Antonio Bueno. Un electricista, pequeño empresario, exhibido como ejemplo de sacrificado trabajador español. Nada de poner a políticos profesionales, ideólogos o líderes con pasado activista. El elegido era simple clase media con familia. Gente normal.

Era una sorpresa que no fuera el cabeza de lista el líder natural, histórico e ideólogo de los ultras alcalaínos, José Rafael Ripoll Candela. Ya lo había sido en las anteriores convocatorias, con diferentes partidos ultraderechistas. De hecho, él es un alto cargo político estatal de España 2000, y había sido cabeza de lista para el el Congreso de los Diputados por Madrid en 2008. Pero esta vez aparecía el segundo en las listas por Alcalá.

A sabiendas de que ese partido no es un grupo humano que tenga la participación democrática y la horizontalidad como valores principales, sino que es mucho más parecido a una organización paramilitar; lo único que podía esperarse de que Bueno fuera el primero de la lista es que todo fuese una táctica. En realidad, un fraude.

Era muy simple: poner de cartel a “un trabajador”, tonto útil, evitando exponer a Ripoll, un tipo listo con demasiado perfil de político burgués y sin ápice de perfil obrero.

J.A. Bueno se ofreció como soldado, por el bien de la causa y a coste de su propia dignidad como persona. En realidad se ofreció como un pelele. Toma posesión del cargo en julio, y España 2000 nombra asesores de su grupo municipal (que son elegidos por los partidos sin ningún control democrático). Ripoll se coloca como asesor de Buen. Le redactaba las mociones y preguntas del Pleno municipal, que el títere Bueno las leía al pie de letra. Incluso Ripoll presentaba él mismo en video en la página web local del partido las mociones y preguntas del Pleno. El “asesor” Ripoll manejaba como un ventrílocuo al concejal J.A. Bueno.

Esta marioneta, incapaz de redactar ni siquiera lo que tenía que leer nos costó a todos/as miles de euros cada mes. Una patética marioneta sin ni siquiera gracia.

Era cuestión de tiempo saber cuando acabaría la farsa. Pasado el verano de 2011, durante el cual el concejal Bueno dejó su cargo para irse de peñista a las Ferias de Alcalá, Bueno no se presenta al Pleno municipal de septiembre. Reaparece en la prensa: Bueno ha sido padre por segunda vez, y por problemas personales dimite como concejal. En el Pleno municipal de octubre de 2011 jura como concejal Ripoll. Se consuma el fraude electoral.

Y fraude sobre fraude: Ripoll tiene que volver a Alcalá desde la provincia de Castellón, donde estaba haciendo campaña por su partido para las elecciones legislativas del 20 de noviembre, y regresa a allí tras el Pleno. Todo ese tiempo cobrando dinero público del Ayuntuamiento de Alcalá como asesor y como concejal por hacer propaganda de su partido en otra provincia.

España 2000 recompone su plantilla de liberados y recolocan al títere Bueno como asesor. El asesorado se convierte en asesor del que fue su asesor. Con menos sueldo, pero no baja de los 3.000 euros al mes. Tercer fraude.

Ambos son autónomos. No tienen porque dejar sus profesiones y otros ingresos, como sí deben hacerlo los trabajadores municipales.

Por cierto, ¿Bueno no tenía problemas familiares para hacer política? ¿No puede pedir permisos de paternidad? ¿Es incapaz de conciliar la vida laboral y familiar? Parece que los problemas sólo los tiene para ser concejal.

Mientras, siguen pasteleando con los sueldos. Igual que esos políticos profesionales que tanto demonizan. Siguen sin ninguna eficiencia en su trabajo para el que les pagan. Ni una propuesta han conseguido aprobar en ningún sitio. Ni les importa. Ellos han venido a cobrar, a vivir bien, a provocar, a salir en las fotos y hacer propaganda del odio.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alcalá, Ayuntamiento, Fascismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s