La crisis en las bibliotecas, y más en Alcalá

Este artículo ha sido publicado en el blog de la ANABAD, que es la Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas, y está escrito por su vicepresidente. Hace un buen análisis de la situación de las bibliotecas públicas ante la crisis, y sobre todo ante las políticas culturales de las de las instituciones públicas que tienen las competencias sobre esas bibliotecas (ayuntamientos principalmente).

Hasta aquí todo es bastante normal. Lo que ha alterado nuestra lectura del texto es ese vicepresidente que firma el documento se llamaJosé María Nogales Herrera y es Director del Área de Cultura, Archivo y Biblioteca del Ayuntamiento de Alcalá. En casa del herrero, cuchillo de palo.

EPR

Ver artículo original y completo

La crisis en las bibliotecas

(…) en muchas ocasiones la crisis, con ser real, se está utilizando como mero pretexto para destruir toda una serie de prestaciones y servicios que hasta ahora se venían practicando en beneficio de la sociedad.

(…) Como de derechos hablamos, prefiero hacer una primera aproximación a este asunto desde el propio campo legislativo, recordando que la Ley 7/1985, Reguladora de las Bases del Régimen Local, en su Capítulo III (competencias), Articulo 26, se establece que “Los municipios… deberán prestar, en todo caso, los servicios siguientes:… b) en los municipios con población superior a 5.000 habitantes – equivalentes, además:… biblioteca pública…”. Este texto normativo genera de inmediato un derecho que puede y debe ser ejercido y requerido por la ciudadanía y una obligación que inexcusablemente ha de ser ejecutada por las administraciones municipales de esas características poblacionales. Siendo éste, el de biblioteca, (…) como lo son en otros órdenes el alcantarillado, el suministro de agua potable o el alumbrado público.

(…) Naturalmente la ley sólo habla de servicio de biblioteca pública, y en la simpleza del enunciado se escudan muchos responsables para dotar al servicio de biblioteca del mínimo indispensable. Esto en sí no es admisible. La ley establece la obligación del servicio pero no determina cómo ha de ser éste, claro está; también la ley habla de suministro de agua y no se para a definir el caudal por habitante o las condiciones de salubridad con que tal servicio se ha de procurar.

No deberíamos calllarnos. Salva las bibliotecas

(…) No solo los municipios tienen la obligación de proveer del servicio de biblioteca a las poblaciones, sino que dicho servicio, indiscutiblemente, ha de desarrollarse según los estándares internacionales establecidos por la IFLA y de acuerdo con las recomendaciones propuestas en esta materia por la UNESCO, sobre todo si, queremos pertenecer al club de países desarrollados, también en materia cultural.

(…) Yo puedo comprender que un responsable político tenga otras preferencias y en su gestión opte por potenciar las cabalgatas de reyes magos, el circo o las variedades, pero ese mismo responsable debe saber que, fuera de sus preferencias, la ley le obliga a priorizar a las bibliotecas sobre otros aspectos de la cultura.

(…). Para que ese responsable político lo comprenda bien, le pondremos otro ejemplo. La misma Ley de Régimen Local y en el mismo epígrafe, habla de la biblioteca y del alumbrado público. Pues bien, el munícipe no podrá gastar dinero en fuegos artificiales, por mucho que su resplandor ilumine momentáneamente los cielos del municipio en los días de fiesta mayor, mientras todas las calles del casco urbano no estén suficientemente iluminadas cada noche del año.

Tristemente en cultura esto pasa a menudo. A diario no hay actividad, los servicios básicos no funcionan en condiciones mientras que en dos días de fanfarria la pólvora explosiona en un castillo de luces artificiales tan bello y fatuo como innecesario. Y esto es lo que viene ocurriendo. Para que no ocurra, cada municipio debe redactar su plan de biblioteca, integrado, si es posible en un plan director de cultura y éste, a su vez, en un plan integral del municipio. Siendo así la ciudadanía sabrá de qué servicios dispone, cuáles se prevén para el futuro, en qué plazos se van a ejecutar y de qué manera se van a hacer.

Abajo con los recortes en bibliotecas. Estamos echando chispas de rabia

Quienes carecían de estos planes argumentan que ahora no es el momento de redactarlos por encontrarnos sumidos en una gran crisis, pero es notable ver que los municipios que poseían tales planes ven en ellos una magnífica herramienta para combatir las crisis, pues saben qué cuestiones podrán aplazar y cuales de ninguna manera se podrán demorar.

(…) La alarma cundió en primer lugar cuando en la redacción de los presupuestos de 2012 se consolidó la tendencia de los ejercicios anteriores en los que cada año se venía disminuyendo más y más los rubros presupuestarios destinados a compra de libros y fondos de mediateca, la adquisición de publicaciones periódicas o la realización de actividades de promoción de la lectura.

La situación se recrudeció cuando se empezó a ver que las plantillas quedaban congeladas en el mejor de los casos, en muchas ocasiones, disminuidas; que las jubilaciones no se cubrían y los contratos vencidos no se renovaban.

La escalada de nuestra preocupación continua cuando fruto de la reforma de la legislación laboral se establece que quienes cobren el subsidio de desempleo habrán de realizar trabajos para la comunidad en los ayuntamientos, con esto, a expensas de ulteriores noticias, la línea queda trazada: primero se plantean las dificultades en abrir nuevos centros, después se abre la puerta a los voluntarios y por último la ley obliga a los desempleados a actuar como voluntarios.

(…) Hoy y aquí nos parece inadmisible conferir el título de voluntario a un trabajo que se ha de hacer de manera forzosa.

Esto no significa que no admitamos la presencia del voluntariado; claro que sí, pero en la forma adecuada. (…) Especialmente vemos apropiado el trabajo voluntario para las tareas que resultan novedosas y que se salen de lo señalado como estrictamente tareas profesionales. Como ejemplo podemos señalar algunas:

· Acercar el préstamo bibliotecario a quienes por motivos de salud no pueden salir de sus casas.
· Las tareas de extensión bibliotecaria en los hospitales, establecimientos penitenciarios, casas de acogida u otras instituciones.
· El acompañamiento a personas que tengan dificultad para acudir solas a la biblioteca por su edad o estado de salud.
· La práctica de la lectura a personas discapacitadas o impedidas para hacerlo autónomamente.
· Cierto tipo de acciones culturales que puedan ser realizadas en la biblioteca.

Nunca admitiremos como susceptibles de ser puestas en práctica por voluntarios las tareas técnicas, incluyendo en éstas las netamente propias de la animación a la lectura; y desde luego no me refiero a ciertas sesiones de cuentacuentos y similares que más tienen que ver con el club de la comedia que con la verdadera promoción de la lectura. El no ser transigentes con ciertas posturas de la administración nos obliga desde luego a no ser complacientes con ciertas prácticas pseudo bibliotecarias.

(…) Si las regiones tienen la competencia legislativa la han de poner en marcha, y, sobre todo, no han de olvidar la función fundamental de una administración autonómica en esta materia: establecer redes, cohesionar territorios, eliminar diferencias, consolidar servicios.

(…) Las crisis tienen una cierta utilidad, sirven para hundirse o para crecer. Los pueblos y sus responsables tienen ahora la opción de elegir.

José-M. Nogales Herrera
Vicepresidente ANABAD

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crisis capitalista, Libros y bibliotecas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s