Acoso policial contra el Espacio Liberado “La Alcalina”

Reproducimos el texto íntegro del post del blog de la Asociación de Profesores de Alcalá [ver post original]. Parece que en nuestra ciudad a los que se arrogan la autoridad y la violencia para sí les molesta mucho que la gente se organice para crear ciudadanía y convivencia.

Ánimo y larga vida a La Alcalina

EPR.

Además del desalojo de la Biblioteca de la Acampada de Sol, o de la detención de una parte de los convocantes del 25-S, o de la campaña provocadora (y objetivamente incitadora de la violencia) para estimular las delaciones, llevada a cabo por la policía nacional y los mossos en Cataluña; o de las decenas de intimidaciones y acosos de que estamos siendo objeto últimamente, promovidos por mandos policiales y mandos políticos que no ven el momento de que se produzca alguna desgracia para justificar la represión; además de todo esto, en la tarde del sábado 22 de septiembre, en Alcalá de Henares, hemos sido testigos de un acto de intimidación más, pero cercano, contra los jóvenes que están intentando crear un centro cultural en el local abandonado de la calle Luis de Madrona… Varias dotaciones policiales los han abordado a ellos y a los vecinos que casualmente estaban en las proximidades, sellando el local y exigiéndoles que se identificasen simplemente por estar en la calle, con un tono propio de otros tiempos (que acaso están volviendo); lo preocupante ha sido, sin embargo, el tono con que han exigido que se pusiesen “en fila” para que se les identificase mejor (ciudadanos que no estában haciendo nada salvo conversar en la acera), y que uno de los números le haya espetado a uno de los jóvenes que le ha pedido que se identificase él también, pues al fin es un servidor público que debe estar al servicio de los ciudadanos y no para amenazarlos e intimidarlos, la siguiente argumentación: “yo no tengo por qué identificarme, pues no trabajo para ustedes y usted para mí no es ni siquiera un ciudadano”.

La actividad que en ese momento se realizaba o se pretendía realizar era tan peligrosa como un curso de pintura al óleo… Los vecinos adultos que han acudido, interesados por lo que pasaba, se han terminado preguntando: ¿qué quieren realmente de nuestros jóvenes?, ¿que se vayan a un solar a emborracharse, que vagueen tirados por las aceras o las esquinas rumiando su desazón?; ¿por qué no les dejan emprender la ilusionante tarea de dar vida a un espacio muerto, con las actividades culturales, educativas, sociales y lúdicas que han programado? ¿Cómo puede enviarse a la policía a arrojar a la calle a un grupo de jóvenes que, por ejemplo, esa misma mañana habían recogido varias decenas de libros de textos actualizados, para ofrecerselo a los institutos públicos de la ciudad para las familias que más lo necesitan?

En estos momentos, no solamente están en peligro nuestros puestos de trabajo, nuestras jubilaciones y pensiones, o nuestros servicos sociales; en estos momentos, viendo algo así de tan cerca, mirando a nuestro entorno, lo que está en juego, sobre todo, son nuestras libertades.

Por eso, la Asociación de Profesores de Alcalá, denuncia estos hechos y pide a todas las entidades ciudadanas que muestren su repulsa y apoyen activamente la labor de estos jóvenes que han sido, una buena parte de ellos, nuestros alumnos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alcalá, Movimientos sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s