Cosas que no se cuentan del Banco de Alimentos

La revista digital e impresa Todo por hacer publicaba en su número 35, de este mismo mes, un artículo titulado “La limosna, esa manzana envenenada”  donde hace una análisis crítico de varias organizaciones que se dedican a la caridad en plan masivo y amparadas por el Estado (Caritas, Intermon y Banco de Alimentos).

En el apartado de Banco de Alimentos aparece por dos veces Alcalá de Henares. Ya el mes pasado la caridad bien entendida (para uno mismo) ejercida por una Hermandad rociera de la parroquía de San Diego, de Alcalá, llevándose alimentos destinados a los necesitados a su fiesta del Rocío apareció en todo la prensa española. O  este mismo año se descubrió que una empresaria hostelera usaba comida del Banco de Alimentos para su restaurante en Alcalá. Y sin que nadie dimita de nada. Es el problema de dar a particulares algo que debería hacer las instituciones públicas.

Extractamos, del artículo que decíamos, el apartado donde se menciona a Alcalá.

EPR

Fundación Española de Banco de Alimentos (FESBAL)

(…) la institución caritativa más mediática últimamente es la FESBAL. A esto ayudó el premio Príncipe de Asturias a la Concordia en 2012 votado por un jurado en el que se encontraban Rodrigo Rato y Alicia Koplowitz entre otros. Como vemos, la presencia de estos sujetos en el impulso caritativo es constante, y una muestra más es el nombramiento de la señora Ana Botella como presidenta honorífica del Banco de Alimentos de Madrid. (…)

La FESBAL tiene una vinculación con el Opus Dei estrecha. El desarrollo de la organización fue gracias al impulso de un empresario barcelonés y del sacerdote de la Obra José María Sanabria, como así lo relata su actual presidente, Jose Antonio Busto Villa en una entrevista a la web de Torreciudad publicada en la página oficial del Opus. Otro de los indicios de esta relación lo tenemos en que el anterior y el actual presidente del Banco de Alimentos de Valladolid, Mariano Posadas y Jose María Zárate, son socios supernumerarios.

Conviene saber que la FESBAL no reparte comida directamente a los pobres, algo que con frecuencia se soslaya. En la memoria del Banco de Alimentos de Madrid de 2011 podemos comprobar que son parroquias, conventos y monasterios en más de un 90%. Pero dentro de los pocos centros que no son religiosos podemos sorprendernos al encontrar a dos instituciones antiabortistas, la Fundación Vida y Provida-Alcalá. (…) han recibido para ello 40.000 euros de la Comunidad de Madrid, 24.687 del Ayuntamiento de Madrid y 3.100 del consistorio alcalaíno. En el verano de 2012 ya fue un escándalo el hecho de conocerse que en una residencia femenina de Granada regentada por las monjas franciscanas de Nuestra Señora del Buen Consejo estuviesen dando alimentos procedentes de la FESBAL a las niñas a las que cobraban más de 600 euros por alojamiento y manutención.

Para más información, y contacto directo con el autor del artículo el sábado 21 de diciembre, a las 19:30 en el Ateneo Libertario de Hortaleza. (C/Santa Susana 55, local 8 posterior. <M> Parque de Santa María) podéis acudir a la charla  “La limosna envenenada”, a cargo de Julio Reyero

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Alcalá

Una respuesta a “Cosas que no se cuentan del Banco de Alimentos

  1. es una poco vergonzoso esto, en lugar de ayudar a los necesitados alfinal se los llevan los que no lo necesitan. En tiempos de crisis, ya es lo que faltaba!! Muy buen articulo, gracias por la información
    .http://macorpy.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s