Expo: Homenaje a la Biblia Políglota Complutense. El sueño de Cisneros

Alguien va a alucinar con esta reseña de una exposición que se cerró hace dos meses. Sí, las cosas son así en el periodismo ciudadano-alternativo. Procuraremos mejorar.

¿Y a qué viene hacer memoria de aquella exposición? Pues porque hay tres asuntos a los que nos apetece darle algunas vueltas con periodismo a fuego lento  (ION Radio dixit)

El imparable chapucerismo de Dolores Cabañas.  La exposición en si misma era una chapuza. Salvo la exhibición de un ejemplar de la Biblia Políglota lo demás eran unos roll-up, al estilo de los anuncios comerciales en la calle, que apenas cuentas unas decenas de euros.  Esto lo organizaba la Universidad de Alcalá (UAH) y la comisaria de la exposición era la concejala del PP Dolores Cabañas. ¿Suena raro, verdad? Y es que Cabañas es un agente doble. Cobra del Ayuntamiento (ver su ficha de concejala) y tambien trabaja en la UAH (ver su ficha en la UAH). Y a partir de este dato surge una riada de preguntas: en caso de conflicto entre ambas instituciones, ¿A quien le debe lealtad? ¿A donde ha llegado, eventualmente, para representar a los vecinos/as; o a la institución donde tiene su relación laboral permanente y donde ha ocupado cargos directivos? ¿Esto no es un conflicto de intereses? ¿Cuál es su horario de trabajo en cada sitio? ¿Y la ley de incompatibilidades? ¿Y la ética personal?

expo cisneros

Los roll-up explicativos de la exposición.

Otra mitificación de la historia local. La propaganda de la exposición poco tenía que ver con el contenido de los textos. Suele pasar:  se vende una idea mitificada del pasado alcalaíno, de acuerdo a la ideología de los gobernantes. Vamos, que se manipula la historia. Para que luego digan que solo pasa esto en los “nacionalismo periféricos”.

En este caso era dar protagonismo a algo como es una biblia, pero que en realidad era una herramienta política pensada y pagada por Cisneros en su lucha por el poder con los teólogos. Y esto debe quedar claro, Cisneros no hace editar la Biblia Políglota como una acción cultural, sino política. En esa época el poder (y ahora) se encargaba de controlar toda la información en su propio beneficio.

Por eso suena ridículo remachar tanto la idea de “Ciudad de los libros” asociada con Cisneros y la Biblia Políglota. Pues fue Cisneros quien, tras terminar la ocupación militar de Granada en 1492, ordenó una  quema de libros (ver artículo “Cisneros y la quema de manuscritos granadinos”), expoliando parte para la Universidad de Alcalá. Cisneros no era un bibliófilo ni un biblioclasta, era simplemente un político maniobrando para medrar. Por eso suena a sarcasmo que en Alcalá se le dedique una biblioteca, o que se le represente como protector cultural. Bueno, viendo como son los gobernantes locales, sí que tiene algo de sentido.

Porque también hay que recordar que la Universidad era una institución con fines políticos. No fue creada para expandir el conocimiento, sino para crear un cuerpo de funcionarios del Estado castellano. Algo así como la francesa ENA pero en el siglo XVI. Esto ya lo hemos contado hace años (ver post sobre la historia de la Universidad).

La Universidad Complutense como nuestro Gibraltar. El incesante discurso oficial dice que estamos en crisis y que hay que ahorrar todo lo posible. Esta norma a la concejala Dolores Cabañas le entra por un oído y le sale por el otro. Todos los años duplican (mal) una exposición sobre el Premio Cervantes, cuando la hace mucho mejor la UAH; y en este caso se ha montado una exposición de todo a cien a costa del dinero público de la UAH, cuando la Universidad Complutense de Madrid (UCM) había ya hecho una mucho mejor con el mismo tema.  Igual de documentada pero con muchos más recursos y materiales didácticos. Bueno, en realidad en la exposición de Alcalá el único material era el folleto publicitario.

Bastaba con traer la exposición “Preparando la Biblia Políglota Complutense”. En este enlace se puede acceder a toda la exposición y materiales:  http://bibliotecaexposiciones.ucm.es/ Esta exposición es el punto de partida de un amplio programa de actividades con el que la UCM celebra el quinto centenario de la Biblia Políglota.

Y es que la UCM es nuestro Gibraltar. Aún se sigue alimentando el odio atávico a esa Universidad.  Las instituciones públicas alcalaínas siguen en pie de guerra por algo que pasó hace siglos. Y mientras, los gestores  ineptos siguen tirando el dinero a costa del orgullo complutense.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alcalá, exposiciones, Historia, Universidad de Alcalá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s