Cuando en Alcalá el Día del Libro, era para quemarlo

Hoy es el día del libro y Alcalá se sueña el ombligo del mundo cultural en castellano. Se promociona la venta y la lectura de libros por todos los medios. Pero la historia de Alcalá de Henares no siempre ha albergado una relación amorosa con los libros. Ya contamos que el Cardenal Cisneros, uno de los referentes históricos alcalaínos, ordenó la quema de manuscritos nada más terminar la conquista militar del Reino de Granada.

Pero no es el único episodio. Menéndez Pidal, en “Historia de los heterodoxos españoles”, cuenta como Alcalá fue escenario de un largo proceso y final de un juicio contra un escritor y su libro. El párrafo que transcribimos a continuación está tomado del libro: “Nueva historia universal de la destrucción de libros” de Fernando Báez y es un resumen de la historia:

“Hacia el 23 de mayo de 1473 se levantó un cadalso frente a las puertas de la iglesia de Santa María de Alcalá de Henares. Inmediatamente, comenzó la ceremonia de cremación de un ejemplar de la obra De confessione, de Pedro Martínez de Osma, catedrático de teología en la Universidad de Salamanca. El libro fue paseado por las calles, escupido y luego se quemó, no sin que esta acción fuese precedida pur una bula de excomunión”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alcalá, cultura, Historia, Libros y bibliotecas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s