Los orígenes del parque O’Donnell de Alcalá

El parque O´Donnell es uno de los puntos referenciales para la cultura popular alcalaína. Uno de los espacios públicos y comunes con total trasversalidad social.

El año pasado se creó un grupo de Facebook con el nombre “Complutenses por el Parque O’Donnell”. El grupo tiene ya más de mil seguidores. Es una muestra del interés de dicho parque en la ciudadanía.

Rescatamos el artículo “El parque del general O’Donnell en Alcalá de Henares. Crónica de su nacimiento, desarrollo y situación actual” publicado en 2013 en la revista “Anales Complutenses”, por uno de los estudiosos locales de la nueva hornada, Javier Rubio, dedica su trabajo a la génesis del parque O’Donnell. Nos parece muy interesante, necesaria y oportuna para enmarcar el debate sobre la identidad y el futuro del parque.

Gracias a Javier Rubio por su trabajo, por cedernos la versión digitalizada del documento y no ponernos ninguna traba para su difusión, por ser un militante de la ironía y por su constante amor a nuestra ciudad.

Reproducimos parte de la introducción y de las conclusiones, y más abajo está disponible el enlace al documento completo.

EPR

Panorámica Parque O'Donnnell

Fotografia de Daniel Rocal. Tomada de Flickr https://www.flickr.com/photos/alcalaenfotos/1384288553 Licencia CC

En los primeros meses de 2013, ha saltado nuevamente a la actualidad el espacio verde municipal más antiguo y entrañable de la ciudad, el Parque O’Donnell (…). Las abusivas talas, el vandalismo, su cuestionable gestión —a la vista del triste estado que presenta actualmente— lo han aupado a los titulares de prensa en diferentes ocasiones. Lo hemos visto también, al calor de las campañas electorales, vinculado a ambiciosos proyectos de reforma que lo podrían cambiar de manera radical. Se habla de la construcción de un inmenso lago, de alterar sus formas; como si su alma se pudiera borrar de un plumazo y reelaborar de nuevo. No hablamos de un parque más. Nos referimos a un Parque Histórico, con una larga trayectoria quizá no muy conocida; o poco divulgada. Por ello, nos sentimos en la necesidad de intentar dar pronta publicidad a estas líneas, parte de un trabajo de investigación que hubiera deseado ser más extenso y profundo. Las actuales circunstancias de cambios inminentes aconsejan adelantar su publicación. Esperemos que estos esbozos y datos basten para, al menos, ponernos en antecedentes de la importancia de esta página de la historia local.

(…) Para el visitante moderno que desconozca los avatares de este parque histórico, a caballo entre dos siglos, su visita puede parecer de poco interés. No se le presta apenas atención en las guías turísticas de la ciudad. El olvido, los actos vandálicos y usos inapropiados, la poca atención que le han prestado las diferentes corporaciones municipales —al menos, en lo referente a su historia y singularidad— lo dejan relegado al papel de parque modesto, cada vez menos frondoso, con menos arbolado de porte majestuoso. Un parque en el que parece que se pudiera acometer toda clase de modificación, sin que haya escrúpulos en variar caprichosamente su fisonomía.

(…) la construcción del parque había encontrado su razón de ser en las corrientes renovadoras imperantes en el siglo XIX. La expansión urbana, alentada por los cambios a que movía la Revolución Industrial, cambiaría la manera tradicional de entender las ciudades. Surgirían poblaciones donde los parques y jardines, «más que para el disfrute de unos cuantos como parte integrante de las grandes residencias señoriales, se crean sobre todo para satisfacer las exigencias higiénicas, recreativas y educativas de los habitantes de las ciudades». Alcalá no se quedaba atrás en esta corriente. A la par que ensanchaba calles, eliminaba soportales, actuaba sobre los elementos urbanos comunes, buscando luminosidad e higiene, proyectaba y llevaba a cabo obras destinadas al disfrute y ocio de la población. En ese contexto podemos situar la construcción del parque y la importancia que obtuvo a los ojos de munícipes, así como de ciudadanos. El parque O’Donnell se  presentaba como una actuación pionera, ejemplar, que recibía elogios en una época donde los parques municipales no eran aún comunes.

(…). Este parque es patrimonio complutense, y como tal debería ser tratado, reconociendo las diferentes fases constructivas; buscando su rehabilitación, como si de un retablo artístico, como si de un monumento valioso se tratara. A fin de cuentas, eso es. El Parque del General O’Donnell es una pieza más de la historia complutense, ligada a sus edificios, calles y personajes, dentro de un contexto histórico y cultural determinados. (…) No es un espacio que se pueda acomodar a efímeros antojos. Necesita, previo a cualquier actuación sobre él, la elaboración de planes expertos a medio y largo plazo —décadas—, que no estén a merced del cargo político de turno; algo imposible de efectuar sin un amplio consenso entre todas las fuerzas sociales alcalaínas. Necesita un servicio de vigilancia permanente, específico; una guardería del parque, que vele por su integridad y seguridad. Necesita que se mantengan y amplíen los cuidados, por parte de profesionales cualificados; jardineros permanentes. Necesita, también, que se tomen en cuenta las diferentes épocas de su desarrollo, para recuperar sus valores e identidad; al hablar del Parque O’Donnell, de «El Parque», estamos hablando de Patrimonio Histórico Complutense.

Enlace para la descarga del documento completo (40 páginas, 2,4 MB) Historia del Parque O’Donnell Alcalá, por Javier Rubio Fernández

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Alcalá, Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s